• Hector Santana Rodriguez

Aquí es el Evangelio (1 Timoteo 2:5)

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre–1 Timoteo 2:5

Este es uno de esos textos que nos resume quién es Dios y cuál es Su propósito. He aquí el Evangelio; el deseo de Dios de que el hombre se acerque a Él para ser saciado. Y lo hace con dos declaraciones que, cuando el hombre las abraza, solo debe crecer en su conocimiento.


La Biblia es consistente presentando a ese “único Dios” desde las primeras líneas de registro sagrado. Es “el Dios”, porque es el Soberano. Creó todo cuanto existe; lo hizo con un propósito y nadie puede oponerse al cumplimiento del mismo. Pero el hombre decidió no reconocer Su autoridad, y al detener la verdad con injusticia, es objeto de Su ira. !Oh, si los hombres entendieran las implicaciones de pararse frente al Dios vivo y decirle “No me importas”!


Alguien se atrevió a decir: “Ha reposado sobre mí tu furor, y me has afligido con todas tus olas” (Salmo 88:7). Esto es más una sensación del hombre abatido; pero sólo hay Uno que ha sentido todo el peso de sus ondas en esta vida, y es Jesucristo, hombre.

Nos enteramos de un niño de 3 años que cayó en la fosa donde de un gorila en el zoológico de Cincinnati. Lo pueden buscar en las redes sociales. En principio parece que aquella bestia cuidaba de la criatura; pero su fuerza descomunal era tal, que al sentirse provocado por los espectadores, los cuidadores prefirieron matarlo antes que poner en riesgo la vida del niño.


Nuestro Dios no es como un gorila con una fuerza bruta descontrolada; pero aquel día, el día de la manifestación de Su ira, la potencia del gorila ante el niño parecerá un susurro al oído. Él es el único Dios, el Dios cuya ira debe ser aplacada.


Pero te tengo buenas noticias, hay “Un… mediador”. Es común que muchos que están familiarizados con la primera verdad de nuestro texto, se confundan al buscar la manera de establecer una relación con ese Dios. ¿Hay ambigüedad en las Escrituras? ¿Fue una vez una túnica de piel? ¿Un sacrificio una vez al año? ¿La sangre en el dintel? ¿Una serpiente sobre un mástil? En realidad, nunca hubo más que un mediador y este fue, y es, y será el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.


Todo apuntaba a Él, y a la vez, todo fue un aperitivo para esperar el verdadero manjar del pan de vida. Pequeños actos de obediencia que confirmaban los corazones que realmente esperaban la única provisión de Dios.


¿Vives postrado ante el único que merece honra, adoración y gloria? ¿Estás consciente de que esa vida no puede ser vivida a menos que vengas a Él a través de Jesucristo? No es Jesucristo más tus propios esfuerzos, no es él más tu buena intención. Sólo él es el Camino la Verdad y la Vida. Abraza estas verdades y vivirás.


1 view

Recent Posts

See All